Información sobre los lobos

lobosHábitat y distribución de los lobos. Los lobos son animales diversos, y eso hace que tengan hábitats y distribuciones dispersas en todo el mundo. Estos animales no solamente viven en bosques tupidos, sino que también viven en cualquier lugar donde puedan encontrar alimentos suficientes para poder sobrevivir.

¿Qué comen los lobos? Los lobos se alimentan de carne, y se encuentran en la cima de la cadena alimentaria, esto hace que no tengan que preocuparse tanto por posibles depredadores.


Reproducción de los lobos. La mayoría de los lobos estarán listos para reproducirse a los 2 años de edad, aunque esto no quiere decir que lo van a hacer, pueden pasar diez años antes de que realmente puedan aparearse.

 Anatomía del lobo. La anatomía de los lobos les permite ser capaces de sobrevivir en varios lugares, sus cuerpos están diseñados para correr rápido, para seguir a sus presas y derribarlas o para huir de grandes animales.

 Aullido y vocalización de los lobos. El aullido de un lobo se puede escuchar kilómetros a la redonda, y esta es la característica que los identifica. Un lobo puede aullar por varias razones, pero la principal consiste en ser capaz de identificar dónde está el resto del grupo al cual pertenece.

Comunicación y lenguaje corporal de los lobos. El lobo es uno de los mejores comunicadores cuando utiliza su lenguaje corporal. La forma en que caminan, así como su situación en comparación con el macho alfa dirá mucho acerca de la jerarquía social en la manada del lobo en cuestión.

Depredadores de los lobos. El hecho de que los lobos están en la cima de la cadena alimentaria significa que no tienen depredadores, sin embargo, a veces estos animales pueden ser tomados por otros animales cuando andan solos.

Estructura social de los lobos. La estructura social de una manada de lobos es unas de las cosas más fascinantes que jamás se ha observado.

Comportamiento de los lobos y dispersión territorial. Por naturaleza los lobos son animales muy territoriales, pueden tener territorios de hasta 1.000 millas, dependiendo del tipo de lobo y del lugar en donde residan, en promedio, cerca de 77 kilómetros cuadrados.